Sanidad – ¿Es Voluntad de Dios?

Introducion: ¿Es voluntad de Dios?

Esta pregunta la hemos hecho muchas veces en nuestro caminar cristiano. Yo, por lo menos me hacía esta pregunta siempre que me encontraba enfermo. Hasta que llego el dia que el Señor me ayudó a entender Su plan de salvación, y que Su plan no solo era ser salvo del fuego eterno que me esperaba si moría en mis pecados, pero que también a través de Su plan de redención yo tenía salvación de la maldición que trajo el pecado original de Adán. En otro estudio estaremos aprendiendo más sobre este tema: “La Maldición del Pecado Original”.

La palabra Griega que se usó en el Nuevo Testamento para traducirlo a “salvación”, es la palabra “sótéria“, un sustantivo y viene del verbosózó“.

Numero Strong’sGriegoTranscripciónDefiniciónUsado en otras partes como…
4991σωτηρίαsótéria(de 4982 / sṓzō, “salvar, rescatar, sanar”) salvación, es decir, el rescate de Dios que libera a los creyentes de la destrucción y los lleva a su seguridad.bienestar, prosperidad, liberación, preservación, salvación, seguridad.
4982σῴζωsózóadecuadamente, entregar fuera de peligro y en seguridad; usado principalmente de Dios rescatando a los creyentes del castigo y el poder del pecadosalvar, sanar, preservar, rescatar.
Aquí encontramos que “salvación” incluye ser sano.

“Salvación” del Pecado y la Muerte También Significa: Salvación de lo que Surgió del Pecado y la Muerte.

No nos habiamos dado cuenta que Jesus no solo vino a morir y a pagar por nuestro pecados, pero también a rescatarnos del pecado. Este pecado no solamente es el que fue perdonado al momento que nos arrepentimos, sino también hemos sido rescatados del pecado que nos rodea por causa de la maldición.

Sanidad - ¿Es Voluntad de Dios?

En este estudio estaremos contestando la pregunta, ¿si es voluntad de Dios estar sano?. Y la respuesta la encontraremos solamente en la Palabra. No en experiencias, no en teología, ni en revelaciones por sueños, visiones; sino solamente por media de la Palabra inspirada por el Espíritu Santo de Dios.


Escritura Fundamentales: Lucas 5:12-13; Juan 14:7-9; Lucas 11:17; Hechos 10:38; Isaias 53:4-10

I. La Disposición de Jesús: “Quiero”

  1. Lucas 5:13 “… Quiero; se limpio…”
    • Cuando le hicieron la pregunta: “Señor, si quieres, puedes limpiarme”. Él no la pensó, o pidió guianza del Padre, o primero se puso de rodillas, sino, Él conociendo la voluntad de Dios dijo: “QUIERO“. La palabra “quiero” en Griego significa:
Numero Strong’sGriegoTranscripciónDefiniciónUsado en otras partes como…
2309θέλωthelódesear (desear, querer), querer lo mejor (óptimo) porque alguien está listo y dispuesto a actuar.
tambien
(“desear, desear”) se usa comúnmente para que el Señor extienda su “mejor oferta” al creyente: queriendo (deseando) dar a luz su persuasión (fe) en ellos, que también fortalece, manifiesta su presencia, etc.
Lo haré, deseo, deseo, estoy dispuesto, intento, diseño.

Jesús estaba más que dispuesto sanar a los enfermos, porque la Biblia no registra que Jesús no haya sanado a alguien, sino que Él sanaba a “TODOS” los enfermos. Ninguno quedaba sin ser sanado.

  1. Juan 14:9 dice: “… El que me ha visto a mi, ha visto al Padre”. Sea que lo veamos en contexto o fuera de contexto no importa porque Jesús también dijo: ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras”, Juan 14:10.

Entonces todo lo que Jesús hizo aquí en la tierra fue la voluntad del Padre, porque el Padre era el que hacías las obras. Jesús no hizo nada de su propia voluntad.
Aquí aprendemos que la voluntad del Padre es que los enfermos sean sanos siempre.

II. ¿Está Jesús Dividido contra Su Padre?

  1. Lucas 11:17 – UNA CASA DIVIDIDA CONTRA SI MISMA CAE
    • “…Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y una casa dividida contra sí misma cae”.
    • Unos decían que por el poder de satanás Jesús sanaba.
    • Otros querían estar seguros que el poder era de Dios y pedían señal del cielo.
  2. Pero aquí Jesús dio a entender que era imposible que Él hiciera la voluntad de satanás porque la voluntad de satanás es que las personas están enfermas y en cautividad.
  3. Pero la voluntad de Dios es que TODOS sean sanados y liberados.

III. Jesús No Vino a Perder Almas, Sino a Salvar.

  1. Lucas 9:56 – “Porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas...”. Aquí encontramos la palabra griega “sózó“.
Numero Strong’sGriegoTranscripciónDefiniciónUsado en otras partes como…
4982σῴζωsózóadecuadamente, entregar fuera de peligro y en seguridad; usado principalmente de Dios rescatando a los creyentes del castigo y el poder del pecadosalvar, sanar, preservar, rescatar.

Entonces, [en contexto] dice: ” no vine a perder o destruir las vidas, sino a salvar, sanar, preservar, rescatar las almas”. La palabra Griega “sózó” es la misma palabra que en muchos lugares en el Nuevo Testamento se usa como “sanar”, por ejemplo: Marcos 5:23, 6:56; Lucas 8:36; Hechos 14:9, y muchos otros pasajes.

El diablo es el que vino a matar, robar y destruir. Pero Jesús vino a salvar, sanar, y a libertar.

  1. Lucas 13:16 – Era voluntad de Dios que ella fuera liberada.

“Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el dia de reposo?”

Esta mujer que es hija del pacto, del pacto que Dios hizo con Abraham. ¿No es este pacto que Dios dijo ” Y serán benditas en ti todas las familias de la tierra?”. Porque esta mujer era del linaje de Abraham, el diablo no tenía derecho de tener a esta mujer en cautividad. Esta mujer ocupaba solo creer en la promesa y guardar el pacto en Fe, y el diablo tenía que huir.

Conclusión:

Hay diferentes razones por la cual no recibimos sanidad de parte de Dios. En este pequeño estudio aprendimos que la voluntad de Dios es que SI estemos sanos. El Padre estaba en Jesús, Jesús reveló la voluntad de Padre, Jesús es la misma expresión y imagen de Dios.

En otros estudios aprenderemos porque es que no recibimos sanidad.

Deje su comentario…

Dios les bendiga..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *